Estas labores de reforestación están enmarcadas dentro de la operación mayor Artemisa y tienen como objetivo mitigar los daños ecológicos causados por el narcotráfico y los distintos factores de inestabilidad que atentan contra el medio ambiente.

Con el objetivo de mejorar las condiciones ambientales de la región de El Catatumbo y de reforestar los bosques nativos de este sector del país, soldados orgánicos a la Fuerza de Tarea Vulcano en coordinación con entidades del Estado, realizaron la plantación de aproximadamente 600 árboles en zonas rurales de los municipios de Sardinata y Tibú en Norte de Santander.

Las actividades enfocadas a preservar los ecosistemas propios de esta región, iniciaron en el municipio de Sardinata, lugar que permitió a los soldados del Batallón de Operaciones Terrestres n°9, en compañía de funcionarios de la Alcaldía del municipio, efectuar la siembra de más de 400 árboles de las especies Tibar, Clavenillo y Sauce.

De igual forma, tropas del Batallón de Ingenieros de Construcciones n°50, realizaron la plantación de cerca de 230 árboles de especies nativas en el sector conocido como Caño Troche, de la vereda Vetas Central del municipio de Tibú.