En repetidas ocasiones un hombre de 37 años, habría accedido a una niña de 10 años en Girón – Santander.

Los hechos ocurrieron entre enero y mayo del año en curso, cuando el hoy acusado sostenía una relación sentimental con la abuela de la víctima.

De a poco este hombre había logrado ganarse la confianza no solo de su pareja, sino de los demás integrantes de la familia, por lo que era habitual que los fines de semana él compartiera en diferentes espacios con la menor de edad.

De acuerdo con información de la Fiscalía revelada en las audiencias, justamente este grado de cercanía fue aprovechado por el señalado para agredir sexualmente a la niña en por lo menos tres ocasiones.

Lea también: Con cuchillo amenazaban a las víctimas para quitarles sus pertenencias

Uno de estos episodios ocurrió en una finca del barrio Pueblito Viejo, en zona rural de Girón, lugar donde residía el señalado abusador.

Allí, según la investigación, el hombre despojó de su ropa a la pequeña y la sometió a una serie de vejámenes sexuales.

Otra agresión similar se presentó en el lugar de residencia de la menor en el barrio Santa Ana, en Floridablanca, cuando el hombre iba a visitar a su pareja.

Estos aberrantes actos llegaron a su fin una vez la menor sacó fuerzas para contarle a su abuela los abusos a los que fue sometida.

Fue así que en julio pasado la mujer decidió denunciar a su pareja ante la Fiscalía Cuarta Caivas.

Le puede interesar: Alias ‘Veneco’ burlaba a las autoridades presentando identidades falsas

La pruebas

Desde entonces investigadores de la Sijín, en coordinación con el ente acusador, se dieron a la tarea de recopilar material probatorio para esclarecer el atentado sexual.

Una de las pruebas más valiosas fue el resultado del examen médico-legal practicado a la menor por el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, el cual arrojó que, en efecto, había sido accedida carnalmente.

A esta prueba se sumó el testimonio de la misma víctima y el de su hermano, un niño de ocho años, quien aseguró que en una oportunidad presenció los abusos.

Ya con todas estas evidencias, la Policía arribó a la residencia del hombre de 37 años en el barrio Pueblito Viejo y con una orden judicial en mano procedió a arrestarlo.

El ente investigador le imputó cargos por el delito de acceso carnal con menor de 14 años, en concurso homogéneo y sucesivo, al cual no se allanó. Aún así, un Juez de Garantías decidió enviarlo a prisión.

Cortesía Vanguardia.