Un machetazo le robó la vida a Edward Galvis León, de 33 años, quien sería vendedor informal. El hecho ocurrió el pasado domingo en la noche en la carrera 8B con calle 35N del barrio Café Madrid, en el norte de Bucaramanga.

Al parecer ‘Chiqui’, como se le conocía a la víctima, pasaba por un establecimiento cuando se desató una riña de la cual era ajeno y por accidente recibió la mortal herida.

“Mi hijo estaba tomando en el bolo de más arriba y en la guarapería se formó la pelea. El tipo que se las da de bravo sacó un machete y empezó a hacer lances, ‘Chiqui’ salió y bajaba por el andén cuando le puso el machete en el cuello. Cayó ahí al lado de una camioneta”, relató Nasser Salazar Duarte, padre de Edward.

Lea también: Mató a un hombre por 18.500 pesos

Aunque el afectado fue trasladado en un vehículo al Hospital Local del Norte, allí llegó sin signos vitales.

“Él no merecía morir así, era muy servicial, atento y trabajador. Con sus errores y sus arranques, como todo ser humano, pero no era mala persona”, agregó el familiar.

Entre tanto, en la reacción policial, fue capturado un adulto mayor, identificado como Genaro Barajas, señalado como el presunto responsable del homicidio.

Ayer, al cierre de esta edición de Vanguardia, este sujeto sería presentado en audiencias concentradas ante un Juez de Garantías.

Galvis León se ganaba la vida comercializando frutas y verduras en una carreta ambulante.

Cortesía Vanguardía.