Su captura se dio en cumplimiento a lo ordenado por el Gobierno nacional en la lucha contra quienes delinquen en la zona de frontera.

En el marco de la Campaña Militar y Policial Esparta, tropas de la Segunda División del Ejército Nacional y la Región N°5 de Policía, en un trabajo interinstitucional con la Fiscalía General de la Nación, capturaron al sujeto conocido como alias Páez, presunto segundo cabecilla del grupo delincuencial Los Rastrojos, quien tenía como área de injerencia la zona de frontera de Norte de Santander con Venezuela.

El capturado tenía una orden de captura vigente por los delitos de concierto para delinquir agravado y homicidio agravado, que se hizo efectiva durante un allanamiento realizado en el municipio de Sincelejo, departamento de Sucre, hasta donde llegaron hombres del Grupo de Acción Unificada para la Libertad Personal (GAULA), de la Trigésima Brigada, y efectivos de la Dirección de Investigación Criminal e Interpol, de la Policía Nacional.

Este sujeto, a raíz de los enfrentamientos con el grupo armado organizado ELN, se desplazó al departamento de Sucre, desde donde realizaba al parecer coordinaciones con el propósito de conseguir material de guerra e intendencia para continuar la confrontación armada contra el ELN.

Según las primeras informaciones, alias Páez llevaba ocho años en Los Rastrojos, y era el encargado de cometer toda clase de actividades delictivas como secuestros, cobro de extorsiones, homicidios, tráfico, control y venta de estupefacientes. Luego de su captura fue dejado a disposición de la autoridad competente para su proceso de judicialización.

De esta forma el Ejército Nacional continúa adelantando operaciones militares contundentes en contra de esta organización terrorista, responsable de las afectaciones a la población civil y la Fuerza Pública en esta región del país, con flagrantes violaciones a los derechos humanos e infracciones al derecho internacional humanitario.