Uno de los principales retos que han enfrentado las EPS dentro del Plan Nacional de Vacunación contra la COVID-19 es lograr la contactabilidad de la población afiliada al sistema de salud, con el fin de poder programar oportunamente las inmunizaciones para los usuarios dentro de los plazos de cada fase y etapa.

En el caso de Coosalud en el departamento de Norte de Santander, si bien, de la base de datos depurada de 3.927 adultos mayores de 80 años afiliados a la entidad –y residentes en este departamento– ya se ha contactado de forma efectiva al 55%, aún queda pendiente por ubicar a 1.768 usuarios pertenecientes a este grupo etario.

Por ello, la entidad hace un llamado a sus afiliados mayores de 80 años a que se comuniquen lo más pronto posible con los canales de atención con los que cuenta, para recopilar sus datos actualizados y, de esta manera, poder entregarles la información relacionada con su turno de vacunación.

Para realizar la actualización de datos, los usuarios pueden marcar gratis desde un celular al #922 o al 018000 51 56 11 desde un teléfono fijo. Así mismo, está disponible la línea 317 645 1858, exclusiva para residentes en Norte de Santander. También pueden ingresar al sitio web www.coosalud.com/actualizatusdatos o visitar la oficina de atención de su municipio.

“La manera más fácil de comunicarse con la EPS es llamando de manera gratuita al #922, a través del que pueden contactarse con el call center desde donde tomarán sus datos. Además, pueden acercarse a cualquiera de nuestras oficinas donde tenemos personal calificado que les agendará la cita para acceder a la vacuna”, destaca Iván Fernando Arias Ortiz, gerente de la sucursal Norte de Santander de Coosalud.

A la fecha, desde la EPS se han desarrollado estrategias de contacto vía telefónica y presenciales, a través de visitas a los domicilios reportados en las bases de datos. No obstante, esto ha sido insuficiente para localizar a la totalidad este grupo priorizado, porque no toda la información almacenada es precisa.

“Los principales desafíos a los que nos enfrentamos es que muchos números de teléfono están errados o fuera de servicio; también encontramos casos en los que el usuario, al momento de la afiliación, registró el número de un familiar que ya no convive con él; otros afiliados cambiaron de dirección y no los hemos podido ubicar.

Entendemos que la población mayor de 80 años, generalmente, reside con un familiar menor. Hoy puede estar con un hijo, mañana con los otros y así”, explica Iván Fernando Arias Ortiz, gerente de la sucursal Norte de Santander de Coosalud.
Otro factor para considerar dentro de estos desafíos está relacionado con la población flotante, teniendo en cuenta que el departamento de Norte de Santander es fronterizo con Venezuela. En ese sentido, “es fundamental que los familiares de los afiliados que se movilizan entre las dos naciones les hagan saber que corresponden a la etapa uno de vacunación y deberán ser inmunizados en los próximos días”, agrega Arias.

Los municipios con mayor porcentaje de mayores de 80 años pendiente por contactar son Cúcuta, Villa de Rosario y Los Patios “En Cúcuta nos falta contactar a 831 usuarios; en Villa del Rosario, a 455, y en Los Patios, a 85”, puntualiza el directivo.

Por último, el gerente de esta sucursal hace énfasis en la importancia de que los usuarios acepten las llamadas, visitas domiciliario y cualquier otro tipo de contacto por parte de la EPS para coordinar la vacunación. De esta manera, será posible reducir la mortalidad y la incidencia de casos graves por este virus, así como proteger a los trabajadores de la salud, objetivos propuestos por el Ministerio de Salud y Protección Social en este primera fase.