Un corto circuito habría ocasionado tragedia en el barrio La Capellana de Cúcuta, que dejó a siete personas sin vida y varios heridos.

Según se conoció extraoficialmente, unas chispas provocaron que el pesebre se incendiara y como las llamas alcanzaron una vitrina donde había unos perfumes y otras cosas de maquillaje, al igual que el televisor que estaba en una caja, el fuego se propagó rápidamente, hasta llegar al carro y la moto que estaban en el garaje donde vivía Ana Benilda y su esposo el Profesor Emidio Gómez.

También informaron los investigadores al periódico La Opinión Cúcuta, que Ana Benilda (Ubicada en la parte inferior derecha de la fotografía), murió en casa de sus vecinos los Amaya, luego de avisarles, gracias a esa valerosa acción la familia completa logró salir con vida.

De esta manera se esclarece que la emergencia fue un caso fortuito y no como circula en grupos de WhatsApp que señalan a una pareja de recicladores.

En la tarde de este martes 12 de enero se realizará las honras fúnebres de los Rangel Paez, una familia integrada por dos adultos y tres menores de edad.