Las cifras están relacionadas con atención a riñas, delitos que afectan la seguridad y personas que llaman a hacer consultas o “solo para molestar o bromear”, informó la Policía Metropolitana de Cúcuta. “También se aplicaron 65 comparendos e inmovilizaciones relacionadas con tránsito”.

El reporte oficial revela que el Día de las Madres muchos cucuteños no fueron conscientes de acatar las medidas del gobierno local y celebrar en paz. Entre las situaciones de las que más se quejaron los ciudadanos, ante las autoridades, estuvieron el alto volumen de la música de sus vecinos. En total, 211 llamadas.

Las autoridades confirmaron que muchas personas se congregaron, sacaron sus equipos de sonido y prendieron la fiesta en sus sectores. Cuando los festejos ya estaban bastante prendidos, hubo 75 llamadas reportando riñas.

Lea también: Un plan de desarrollo fuera de realidad del COVID-19

Una de las riñas se habría registrado en el barrio Guaimaral, donde, según un habitante, no faltó el licor y las botellas vacías volaron de un lado a otro. Al final, tampoco habrían escaseado los golpes.

“Qué mal ejemplo en estos tiempos de cuarentena obligatoria preventiva”, lamentó el residente del barrio Guaimaral, quien pidió mantener la reserva de su nombre.

Respecto a la movilidad, la seccional de Tránsito y Transporte emitió 65 comparendos por varias infracciones. En cuanto a inmovilizaciones, las cifras estuvieron así: 52 aplicadas a motocicletas y 13 a automotores.