Las dos víctimas que eran amigos, fueron asesinados con sevicia y con fusil.

Carlos Alberto Uribe Márquez y Auden Gélvez Mandón, fueron ultimados en la vereda El Dave, de Puerto Santander, a pocos metros de los cuerpos quedó la motocicleta en la que se movilizaban incinerada.

La Opinión logró conocer que Uribe, era conocido como Pedrito, según sus familiares, inicialmente trabajó contrabandeando gasolina pero desde hacía algunos meses, nadie de la familia conocía a qué se dedicaba.

Además que su pareja sentimental estaría en estado de embarazo y pronto tendría a su primera hija.

De Auden se conoció que trabajaría en una finca arrocera, allegados manifestaron desconocer de amenazas en su contra y que su esposa también estaba embarazada.

El doble homicidio se habría registrado la noche del sábado pero hasta ayer domingo autoridades arribaron a realizar la inspección y levantamiento de los cadáveres.