Hombres del Ejército Nacional, la Alcaldía de San José De Cúcuta, la Policía Nacional, el Cuerpo de Bomberos, la Cruz Roja y la Defensa Civil, unieron esfuerzos para ayudar a las familias que resultaron damnificadas por las fuertes lluvias que se están presentando en la zona del conjunto residencial Los Arrayanes y el barrio 23 de Enero.

La ola invernal y los torrenciales aguaceros de las últimas noches provocaron el desbordamiento de la quebrada Tonchalá, que causó una grave inundación en este conjunto donde el agua alcanzó una altura aproximada de un metro, adentrándose en algunos apartamentos y arrastrando pertenencias.

Esta calamidad ha dejado hasta el momento a ocho personas desaparecidas y ha convertido a los parqueaderos en ríos, causando daños a varios vehículos.

Los soldados han llegado hasta las puertas de los hogares de estos barrios afectados para prestar apoyo en la evacuación de personas damnificadas; trabajando en equipo con la comunidad de sol a sol con: palas, botas y guantes, brindando toda su ayuda a quienes más lo necesitan.

El trabajo realizado por el Ejército Nacional a través del Grupo de Caballería Mecanizado N.° 5 General Hermógenes Maza, la Trigésima Brigada de la Segunda División y del Batallón de Apoyo de Acción Integral y Desarrollo N.° 2 en la ciudad de Cúcuta, ha brindado alivio a las comunidades vulnerables, trabajando en unión con diferentes instituciones para enfrentar esta emergencia invernal en el marco de las Operaciones de Apoyo de la Defensa a la Autoridad Civil.