Ni la excusa de transportar un cadáver con COVID-19, ni los trajes de bioseguridad que usaron para no despertar sospecha, sirvieron para despistar a la policía.

Dos hombres fueron capturados en flagrancia en coche fúnebre con 81 kilos de alucinógenos.

Según reporte de la policía metropolitana de Cúcuta, José Luis Sauri Fuentes y Alexander González Muñoz transitaban por vía nacional con destino la capital de Norte de Santander.

Lea también: Varias anotaciones por hurto y sigue con la misma actividad

Cuando llegaron al puesto de control de Los Acacios, ni la advertencia del cuerpo con coronavirus detuvo a los investigadores de la SIJIN para requisar la carroza fúnebre.

La audacia de los uniformados permitió incautar 211 paquetes rectangulares con un peso cada una de 500 gramos de marihuana  y 1335 gramos de heroína, que venía encaletada dentro del vehículo.

De inmediato los sujetos que se hicieron pasar como empleados de reconocida funeraria fueron capturados y presentados antes un juez quien le ordenó medida intramural por el delito de Tráfico, Fabricación o Porte de Estupefacientes.