Los desconocidos llegaron al conjunto residencial San Nicolás, en La Parada, Villa del Rosario, sin casco, portando tapabocas y cada uno en su moto. Los datos revelarían la presencia y participación, en el hurto, de una banda de delincuencia común.

En cuestión de segundos, los atracadores se acercaron a su víctima y la despojaron de “10 millones de pesos”, confirmó una fuente judicial.

Le puede interesar: Robó en plena celebración del día de las madres

“Ya no necesitan los cascos. Con el solo tapabocas es suficiente. Tapa la mayor parte de la cara. Eso facilita cometer un hurto”, manifestó una de las personas residentes en el conjunto.

Una de las hipótesis del caso apunta a que los ladrones, armados, venían siguiendo a su víctima, en una especie de fleteo. De ser así, habrían logrado burlar a las autoridades de Tránsito hasta cometer el delito y luego huir de la misma manera.

Le puede interesar: Incendio en barrio Lomitas.

Los cinco desconocidos, además, hurtaron el arma de dotación del guarda de seguridad del conjunto residencial, con lo cual garantizaron poder desarrollar, tranquilamente, sus acciones delincuenciales.

“Al vigilante le hurtaron un revólver de dotación calibre 38, con seis cartuchos”, aseguro otra fuente cercana al caso.

El administrador del conjunto residencial lamentó la situación y enfatizó que ha estado en contacto con la Policía porque muchos ciudadanos, provenientes de las trochas cercanas a la frontera con Venezuela, han intentado ingresar, con lo cual se afecta a más de 200 familias.