Golpe a las estructuras dedicadas al hurto de crudo con fines para el narcotráfico.

La operación se registró en la vereda La Perla, jurisdicción del municipio de Tibú, donde los soldados del Batallón de Ingenieros nº30 Coronel José Salazar Arana, adelantaban operaciones de control militar de área, cuando ubicaron tres vehículos que se movilizan sobre el sector, los conductores al percatarse de la presencia del personal militar, deciden abandonar dos de los vehículos y emprender la huida en uno de los automotores.

Lea también: Ya lo han capturado 6 veces

En la verificación de los vehículos inmovilizados con el apoyo de la Fiscalía General de la Nación, se hallaron 15 dados con capacidad para 300 galones, cada uno y seis canecas, donde sería almacenado y transportado el crudo que pretendían hurtar al oleoducto.

Así mismo, hallaron un marciano, que es empleado para realizar el proceso de refinado ilegal de petróleo para convertir el petróleo en pategrillo, principal insumo para obtener clorhidrato de cocaína.

Con esta operación se evita el hurto de hidrocarburos, protegiendo los activos estratégicos y se rompe la cadena del narcotráfico al evitar la producción de uno de sus insumos.