El pasado sábado en la mañana hombres de la Guardia Nacional Bolivariana estuvieron en la trocha El Cerrito, según testigo exigiendo dinero a un grupo de personas que estaban pasando combustible desde Venezuela hacia Colombia.

Como se negaron a pagar la extorsión, los uniformados habrían disparado contra la integridad de los contrabandista dejando como saldo un muerto y un herido.

Precisamente en esta misma zona sobre el medio día del jueves fue hallado un segundo cadáver con un impacto de bala en la cabeza.

Le puede interesar: Depresión y problemas sentimentales la habrían llevado a quitarse la vida.

El cuerpo quedó a un costado del río Pamplonita,  que de acuerdo a las coordenadas sería territorio del hermano país. Autoridades colombianas esperaron tiempo considerado esperando que se encargaran del levantamiento.

Al percatarse que horas después, aún seguía abandonado y sin presencia de algún doliente, miembros de la Brigada Interinstitucional de Homicidios (Brinho), por razones humanitarias, lo trasladaron a las instalaciones de Medicina Legal.

La víctima aun no ha sido identificada.

Información tomada de La Opinión.

Foto Cristian Herrera.