En la tarde del lunes fue asesinado Luis Andrés Ríos Méndez, en la carrera 17 del barrio Primero de Mayo en Villa del Rosario.

Aunque familiares en medio de la angustia lo trasladaron al hospital Jorge Cristo Sahium, ingresó sin signos vitales.

El ataque armado quedó registrado en cámara de seguridad, por lo que allegados esperan que pronto se pueda dar con los responsables.

Testigos aseguraron que dos sujetos que se movilizaban en moto llegaron al sitio y le dispararon en el pecho.

Otra versión que conoció La Opinión fue que: «los hombres llegaron en una moto y discutieron con el sobrino de Luis Andrés, pero luego se fueron con la firme intención de regresar.Cuando volvieron, sacaron una pistola y empezaron a disparar».

Ríos, de 30 años, era reconocido en el barrio como un hombre respetuoso y trabajador. Se dedicaba a la zapatería y también era mototaxista.

Los dolientes describieron a su ser querido como una persona alegre y que siempre se preocupó por el bienestar de sus papás y de sus sobrinos. Además, aseguraron que se caracterizó por ser fiel a su creencia evangélica. No le gustaban los problemas.